Nuevas apuestas, movilidad y una perspectiva muy fuerte es lo que se espera hoy de un espacio dedicado al arte contemporáneo. Y más aún si este espacio está ubicado en Latinoamérica, donde urge nuevos lineamientos y colaboraciones, al estar en un estado de desarrollo y crecimiento sostenido.

Proyectos Monclova es hoy una de las galerías más importantes de México y Latinoamérica, donde han jugado, apostado y hasta cambiado de piel si se quiere decir. La visión es clara: tomar propuestas artísticas consolidadas y mezclarlas con las nuevas generaciones, insertando a los artistas en un diálogo tanto local como global. Proyectos Monclova representa tanto artistas mexicanos como internacionales, creando un balance entre sus estéticas, generaciones, manifestaciones formales, conceptuales y geográficas.

Así no es de extrañar que hoy tengan en la dirección a Polina Stroganova, quien refleja todos estos cruces culturales y sobretodo una perspectiva avant garde, totalmente acorde a su resumé.

Polina nació en Rusia, pero se mudó muy pequeña a Alemania, país donde ese switch y acercamiento al arte contemporáneo fueron desencadenados: conoció la historia y las actividades de la Galería Parnass en Wuppertal, donde Nam June Paik o Joseph Beuys hicieron sus primeras performances, al estar muy cerca de todo lo que estaba pasando entonces por Düsseldorf y sus alrededores. Y sin duda que una de sus grandes influencias fue el conocer a Pina Bausch, y su trabajo con el Tanztheater Wuppertal.

_polina0

Podría haber sido violinista, como su familia esperaba de ella. Pero le interesó tener un rol más activo y se decidió por mezclar ciencias culturales, teoría y práctica, además de coquetear entre el mundo institucional y comercial. Luego de pasar por la Documenta 12 en 2007, y ser directora de algunas galerías en Europa, se movió a México, donde fue descubriendo la escena artística, el país y el idioma por sí sola, para a principios de 2014 unirse a Proyectos Monclova.

Del espacio, el contexto y la situación actual del arte, y cómo se intersectan el mundo comercial y académico es que conversé con su directora Polina Stroganova.

Carolina Martínez: Además de tener tu propio background en Europa, tanto en el mundo comercial como en el institucional, hoy eres directora de una de las más importantes galerías de arte contemporáneo en Latinoamérica. ¿Cuál es tu visión del arte contemporáneo frente al arte institucional v/s el arte comercial? ¿Cuán conciliables son esas dos aristas?

Polina Stroganova: El debate sobre estos dos sectores y sus interrelaciones es un reto. De hecho siento que yo también todavía sigo negociando mi posición. Por un lado, creo que es muy importante que exista esa división. Por lo menos en el sentido de que en un mundo ideal la parte comercial no debería intervenir en la programación institucional. Es muy importante que los curadores de la institución tengan muy clara su visión y su papel se mantenga independiente del mundo de la galería. Pero debemos dejar de pretender de que cada uno de los sectores está tomando decisiones independientemente, y empezar a decir cómo son las cosas realmente. Es cierto que hay muchas instituciones que no cuentan con el suficiente budget y se ven beneficiadas con el aporte del sector artístico privado para poder gestionar ciertas exposiciones.
Sucede que la realidad del ámbito artístico cambió dramáticamente. El concepto de “galería” hoy ha cambiado a través del tiempo así como el concepto de “institución”.
Cambiaron las expectativas, como por ejemplo cuáles son las actividades correspondientes a un espacio comercial, o qué tipo de responsabilidades debe tener una galería con sus artistas, es decir: participar en ferias internacionales, producciones de exposiciones de nivel institucional, publicaciones, el compromiso de mantenerse al tanto de la escena global, viajando para visitar las exposiciones de tus artistas en otros países, etc.
Es otra cosa; los gastos de una galería hoy ya no tienen nada que ver con los que se tenían hace veinte años. La manera en cómo operan y se mueven los artistas, otra cosa. El panorama del mercado también cambió muchísimo, al igual que el panorama institucional. Y por todos estos cambios es que uno debe ser flexible e ir ajustándose a este nuevo escenario. Aunado a esto, encontramos el viejo tema de qué tan realmente independiente es el programa de una institución, y qué es lo que realmente puede hacer un curador.

Es muy importante que los curadores de la institución tengan muy clara su visión y su papel se mantenga independiente del mundo de la galería. Pero debemos dejar de pretender de que cada uno de los sectores está tomando decisiones independientemente, y empezar a decir cómo son las cosas realmente.”

Y por último, lo que si me gustaría sumar y criticar, es el tiempo que se dedica realmente a la investigación y el “knowledge”; la cuestión del conocimiento, que es una palabra clave. Veo muy pocos curadores que realmente hagan una investigación profunda. Lo que veo es a muchos haciendo networking, yendo a todas las fiestas y openings, teniendo amigos cool e invitándolos a ser parte de lo que sea que estén curando. Esto es algo que no me agrada y me gustaría preguntar qué es lo que realmente estamos haciendo, porque de repente el mundo del arte pierde perspectiva. Volvamos a lo básico y pensemos en qué está sucediendo, y en qué modo el arte es algo relevante para la sociedad de hoy. A veces me pasa que veo una película que me conmueve diez mil veces más que algunas exposiciones de arte contemporáneo que he visto recientemente – y me asusta. Urge re-evaluar y que la gente pare un momento para que se pregunten por qué están haciendo lo que están haciendo. Y esto para todos; los artistas, curadores, galeristas, directores de museos, críticos. No es una cuestión conservadora, sino que hay que preguntarlo con una perspectiva hacia el futuro.

Con una base de conocimiento e investigación real, puedes diseñar el futuro, o por lo menos, tener una idea acerca de éste. Y es que hay una inercia por la cual te estás moviendo, pero no eres algo amorfo; entonces si realmente te das cuenta de lo que estás haciendo y qué es lo que quieres hacer, puedes tener esa visión, un punto de vista.

Esa es un poco mi observación y crítica en general a lo que esta pasando. Es tan difícil hacer un verdadero escaneo, porque siempre estamos siendo bombardeados de información y agobiados con los eventos internacionales. No se si la solución es reducir estos eventos, pero lo definitivamente necesario es pensar ¿Qué hacer con todo esto?

Parece que todo se trata solo del cv y hacer carrera. Percibo que en la actualidad carecemos de un discurso o narrativa normativa que nos guíe el camino o realice una verdadera reflexión crítica sobre nuestra realidad artística.

proyectosmonclova_sotocliment_1 proyectosmonclova_sotocliment_3

“Urge re-evaluar y que la gente pare un momento para que se pregunten por qué están haciendo lo que están haciendo. Y esto para todos; los artistas, curadores, galeristas, directores de museos, críticos.”

CM: Cuéntanos de la historia de Proyectos Monclova. ¿Desde dónde viene su primer impulso y su primera visión?

PS: La galería fue fundada en el 2005 por José García Torres, Alejandro Romero y Vera Felix, y no necesariamente con la idea de ser una galería comercial o tener la estructura de lo que iba a ser después, sino que realmente con la idea de hacer exposiciones, trabajar con artistas y proponer algo nuevo que quizás en ese entonces no había en México. Empiezan en un espacio pequeño en la calle Frontera de la Colonia Roma, haciendo exposiciones y proyectos, ya que todavía no se hablaba de artistas representados. Luego, poco a poco, cambiando en diferentes ocasiones de locación, se va consolidando un programa, y ya con esto toma una estructura de galería. Pasado el tiempo, Alejandro y Vera se van y se dedican a otros proyectos, y la galería se muda a otro espacio en San Miguel de Chapultepec, y llega el momento de decidir el siguiente paso . Es ahí cuando José se asocia con Teófilo Cohen y David Trabulsi, siendo ellos quienes dicen que el próximo gran paso puede ser moverse a un espacio mayor y comenzar a participar en ferias de otro nivel. En el 2012 hacen el move al espacio actual, que solía ser un billard clandestino. Con este cambio empiezan los trabajos de remodelación, para luego inaugurarlo con una gran exposición de Eduardo Terrazas, con quien van a la primera Art Basel.

Con el tiempo, se van dando cuenta de que hay visiones muy distintas acerca de cómo manejar una galería. Después de varias conversaciones, Teófilo y David compran las partes de José mientras que José decide emprender un nuevo proyecto en la ciudad.

El nuevo programa de Proyectos Monclova consiste en una mezcla de los antiguos artistas de la galería como Eduardo Terrazas, Tercerquinto y Chrstian Jankoswki y algunas nuevas incorporaciones como Martín Soto Climent, Gabriel de la Mora y Chantal Peñalosa.

proyectosmonclova_sotocliment_4 proyectosmonclova_sotocliment_5

CM: ¿Cuál era tu percepción de la galería, gestión y curaduría antes de unirte a su dirección?

PS: Por supuesto que era una galería que yo ya conocía antes de llegar a México. Cuando me fui de Europa, hubo varios colegas que me comentaron de la galería y que me ofrecieron contactarme. Pero me sentía más a gusto con la idea de llegar y descubrir la ciudad por mí sola y ver lo que pasaba en ella, y no ir inmediatamente tocando puertas. Fui conociendo las galerías, aunque justo cuando llegue a México en el verano del 2013 ,era summer break, pero Monclova seguía abierto con el group show “Un viaje a la luna”, conformada por varios artistas que conocía o me interesaban. Por ejemplo, ahí descubrí la obra de Tania Pérez Córdova, con quien después me puse en contacto para hacer un studio visit. Todo esto fue mucho antes de pensar en hacer algo con Proyectos Monclova.

En cuanto a la forma operativa, en ese entonces las cosas se manejaban de manera distinta, y no quiero decir ni mejores ni peores.

Creo que es muy importante construir tu propio programa, con el cual puedas identificarte 100%; es muy saludable hacer un esfuerzo que no sea solamente por mantener algo, sino que sea un esfuerzo que vaya más allá. Cada quien tiene sus visiones, y lo ideal es que cuando tienes socios, tus visiones sean parecidas con tus colegas – you are in the same boat – y por sobretodo, debe existir una comunicación real y fluida. Sin esta base no puedes ir a ningún lado, no puedes construir nada.

slominski_2 slominski_pm3

“Es muy importante construir tu propio programa, con el cual puedas identificarte 100%; es muy saludable hacer un esfuerzo que no sea solamente por mantener algo, sino que sea un esfuerzo que vaya más allá.”

En este sentido es que estar en Monclova para mi es un gran regalo, ya que con Teófilo y David me entiendo muy bien, estamos en el mismo plan, y hay un respeto por cada una de las partes. Y no solo por parte de ellos o por mi parte, sino que de todo el equipo; nuestra estructura es muy horizontal, me importa mucho que todos se sientan integrados al proyecto.

Estamos permanentemente en un diálogo muy estrecho y los trabajos siempre son producto de una colaboración real. Tenemos un equipo maravilloso. De hecho quiero aprovechar esta oportunidad para agradecer a Teófilo y David, así como a todo el equipo: Elizabeth Calzado, Carlos Lara, Paulina Lagüera, Luis Villa y Luis Fabián. Y por supuesto al eje fundamental de la galería, que son todos nuestros artistas.

Obviamente que en el 2015 a estas mismas alturas del año, la situación era un nuevo reto que al mismo tiempo implicó grandes oportunidades. Empezamos con nuevas actividades, como por ejemplo hacer un programa público, talks, performances, además de publicar varios libros. Ahora el proyecto es más abierto, mas inclusivo, orientado a la colaboración; adentro y afuera.

missika_zeitgeber_9 missika_zeitgeber_3 missika_zeitgeber_11

CM: ¿Cuáles son los criterios que giran alrededor de la línea curatorial?

PS: El criterio es no ser solamente una galería que se defina por un medio o estética. Obviamente hay varios puntos de encuentro – formales y conceptuales- entre todos los artistas que representamos, pero la idea es sin duda, elegir a un artista que se nos hace interesante y relevante, alguien que tenga una visión muy fuerte, y una sólida vinculación entre su visión conceptual y su manifestación formal. También está el criterio de ser más abiertos entre las generaciones, crear diálogo entre ellas. Representamos desde Chantal Peñalosa, por ejemplo que tiene 27 años, hasta Eduardo Terrazas que tiene 80. Entonces se busca el equilibrio entre poder crecer con un artista, y por otro lado trabajar con otros que ya tienen una carrera desarrollada, y donde nosotros podemos contribuir de otra manera a su producción. Algo nuevo que estamos explorando, son los “re-discoveries”, que es algo similar a lo que hemos hecho con Eduardo Terrazas, donde el trabajo o el mismo artista se quedó fuera del radar, o que nunca se olvidó tal vez, pero donde se busca revivir la relevancia de su trabajo en el contexto contemporáneo.

Obviamente también buscamos trabajar con mid-career artists, que a lo mejor tienen mucha visibilidad en Europa y los Estados Unidos, pero no tienen una plataforma en América Latina, y nosotros les podemos ofrecer una nueva escena y experiencia. Muchos de nuestros artistas tienen una base conceptual muy notoria, pero también tienen un aspecto estético que sigue siendo siempre muy importante. Tenemos varios pilares de acuerdo a esto, por ejemplo tenemos a artistas que tienen una investigación socio-política, como el colectivo Tercerunquinto, Raúl Ortega Ayala, Christian Jankowski y Chantal Peñalosa. Por otro lado, obras que surgen más de una experimentación con la materialidad, ciertas texturas, el paso del tiempo o la recontextualización de objetos encontrados, como por ejemplo las de Gabriel de la Mora, Martín Soto Climent , Anna Virnich y Edgar Orlaineta. Y justo esa es la gracia, mantenernos realmente abiertos y mantener un balance.

“El criterio es no ser solamente una galería que se defina por un medio o estética. Obviamente hay varios puntos de encuentro – formales y conceptuales- entre todos los artistas que representamos, pero la idea es sin duda, elegir a un artista que se nos hace interesante y relevante, alguien que tenga una visión muy fuerte, y una sólida vinculación entre su visión conceptual y su manifestación formal.”

virnich_pm_11 virnich_pm_9

Otro elemento importante son las exposiciones colectivas curadas, como la que hicimos el año pasado en colaboración con Michel Blancsubé. Vamos a hacer otra con Bettina Steinbrügge, curadora y hoy directora del Kunstverein de Hamburgo. Nos ofrecen una mirada alternativa y abren nuestros propios horizontes conceptuales y estéticos.

Es también fundamental que las exposiciones sean una propuesta. Nosotros no vamos a hacer ni una exposición que simplemente sea realizada para mostrar lo nuevo de un artista. Lo que intentamos es generar una narrativa, un discurso, una investigación temática relevante o un punto de vista.

_polina1

“Cada exposición de Proyectos Monclova tiene un statement. Lo que intentamos es generar una narrativa, un discurso, una investigación temática relevante o un punto de vista.”

CM: ¿Cuáles son las principales perspectivas o enfoques que tú dirías se han mantenido, y qué es lo que ha cambiado? Esto ciertamente dado en gran parte por el cambio de sus socios, y por la propia evolución de los años.

PS: Yo creo que lo que definitivamente se ha mantenido es esa proyección internacional de la galería, sosteniendo el diálogo entre los artistas mexicanos y los internacionales. También se ha mantenido esa idea o deseo de que los artistas partan desde un “conceptual core”, cualquiera sea su manifestación. Y con lo que me refiero a proyección internacional, es el decir y reconocer que somos una galería mexicana, pero que definitivamente debemos manejarnos en la escena extranjera además.

Paradójicamente, lo que se ha modificado está dado justo en esa proyección internacional, donde sin olvidarse de esa “vocación”, es necesario volverse un actor local más fuerte; esto es asumir tus responsabilidades de ser un espacio que está en una ciudad, país y contexto determinado. Para esto se ha involucrado más al público, incorporando una responsabilidad plural y educativa, con otro tipo de actividades, tienes que asumir lo que haces y lo que proyectas con tu espacio. Por otra parte, se empezó a considerar más la gestión de las generaciones. Antes tenía la sensación de que los artistas representados por la galería eran más o menos de la misma edad, y ahora es justo lo que queremos trabajar y modificar, abrir el diálogo intergeneracional.

pen%cc%83alosa_pm_1 pen%cc%83alosa_pm_12

“La certeza es que la escena sigue creciendo; hay un interés creciente de lo que ocurre en el país. México es muy elástico y flexible en varios sentidos, entonces es posible descubrir cosas excitantes y particulares, lo que lo hace muy atractivo para artistas y curadores quienes les interesa insertarse en el circuito.”

CM: ¿Cómo es tu diagnóstico personal del estado del arte contemporáneo en México, y desde esto cómo se vincularía con lo que está pasando fuera de sus límites?

PS: La certeza es que la escena sigue creciendo; hay un interés creciente de lo que ocurre en el país. México es muy elástico y flexible en varios sentidos, entonces es posible descubrir cosas excitantes y particulares, lo que lo hace muy atractivo para artistas y curadores quienes les interesa insertarse en el circuito. Pero hay otras dificultades, como que el presupuesto destinado a los proyectos de arte contemporáneo es muy limitado. En la escena sentimos que hay un foco mucho mayor destinado al arte clásico y moderno, que a las tendencias contemporáneas.

Aunque hayan voces críticas, percibo un tipo de conformismo demasiado polite, donde nadie quiere hacerse de enemigos. Creo que hay un enorme potencial de ser mucho más colaborativos, porque la escena sigue siendo muy pequeña en comparación con cualquiera de los otros centros artísticos en el mundo. Pero ¿Por qué no está pasando? Porque veo una mentalidad clanesca que domina e interrumpe el crecimiento profesional y las colaboraciones, perdiendo el enfoque en construir algo juntos.

Lo otro que me encantaría, es que el gobierno pudiera proveer más fondos y apoyo a ciertas instituciones e iniciativas para que se realizar proyectos progresivos y experimentales . Y algo muy importante que creo que debería pasar, es que las instituciones deberían (y pudieran) generar exposiciones de arte contemporáneo desde aquí, y que luego viajen, y no estar todo el tiempo importando exposiciones extranjeras que dentro de su tour, uno de sus stops es México. Me gustaría que el contenido se genere en el país y esto vaya hacia fuera.

“Porque veo una mentalidad clanesca que domina e interrumpe el crecimiento profesional y las colaboraciones perdiendo el enfoque en construir algo juntos”

proyectosmonclova_3 proyectosmonclova_1 proyectosmonclova_8

CM: ¿En qué posición pones el rol de la galería frente al debate constante sobre la comercialización del arte, y cuál es tu opinión acerca de las ferias?

PS: Obviamente se supone que las galerías son el primer lugar donde se comercializan las obras. Y siguen siendo una de las instituciones principales en el mercado, al lado de casas de subasta, directivas de ferias importantes, art advisors, etc. Lo que además ha pasado, es que el rol del coleccionista se transformó, siento que está siempre más involucrado en el discurso. El concepto del mecenazgo es muy viejo sin duda, y diferente al concepto del Siglo XX . Hoy los coleccionistas participan en el discurso de manera mucho más activa, se convirtieron en creadores, curadores de exhibiciones al ir abriendo sus propios museos por ejemplo. Pero también es el artista quien juega siempre -y muy importante- su rol en su propia comercialización. De hecho me sorprende el aspecto del “aura” del artista que sigue manteniendo su actualidad al día de hoy después de todas las deconstrucciones de este concepto en el Siglo XX.

“Lo que además ha pasado, es que el rol del coleccionista se transformó, siento que está siempre más involucrado en el discurso.”

Con respecto a la gestión de las ferias, sí es algo importante, aunque está pasando algo curioso. Hay varias galerías y colegas con los que he hablado de esta gestión: ¿A cuántas ferias se debería ir por año, cuáles son las que realmente valen la pena, o si pensamos que el modelo de la feria sigue siendo un modelo para el futuro? Hay varias galerías y directores que están decidiendo no ir más a ferias y enfocarse más en sus programas. Con todas esas participaciones en las ferias, es tanto el dinero y tiempo invertido, que a veces se olvida lo que estás haciendo en tu propio espacio. Es muy difícil para una galería mantener los dos lados y cuidarlos. Llevar el programa es algo que nunca se debe olvidar.

Obviamente estando en México, por un asunto geográfico, necesitamos mantener esta presencia internacional, para abrir nuevos mercados y dar visibilidad a nuestros artistas en el escena global. Si estás en Europa todo está cerca. Hay un art tourism demasiado fuerte que hace que, si estás dentro de determinado circuito, el público va a llegar a ti de todas maneras.

truestory_gf1 truestory_gf2

“El artista es quien juega siempre -y muy importante- su rol en su propia comercialización. De hecho me sorprende el aspecto del “aura” del artista que sigue manteniendo su actualidad al día de hoy después de todas las deconstrucciones de este concepto en el Siglo XX.”

En este momento para nosotros es indispensable ir a las ferias más importantes, como una de las maneras de mantener esa proyección hacia fuera; no podemos sobrevivir solamente con el coleccionismo de México.

CM: ¿Una galería de arte debiera tener una opinión o statement dentro de la sociedad en cuanto al arte como factor o indicador sociocultural?

PS: Una galería definitivamente tiene que tener eso, porque ahí es justo cuando tienes la diferencia entre dealers y galeristas. Un modelo de galería contemporánea, tiene que considerar, o por lo menos, sentir la responsabilidad de que sí es una entidad que se supone es parte del discurso y que también está generando algún tipo de canon. No podemos dejar ese criterio de lado cuando tomamos cualquier tipo de decision.

CM: ¿Cómo reacciona Proyectos Monclova ante el contexto cambiante?

PS: Tienes que tener el interruptor encendido, ver a tu alrededor que está pasando. Y sobretodo se debe tener flexibilidad, porque de pronto hay algo que se necesita presentar o comentar en un momento específico. Esto además de tu programa fijo, que está determinado por los artistas que representas, quienes también incluyen con su reflexión acerca del contexto. También contamos con el lujo de tener dos espacios, que nos dan la posibilidad de reaccionar y presentar un proyecto que surge en el momento.

“Una galería definitivamente tiene que tener eso, porque ahí es justo cuando tienes la diferencia entre dealers y galeristas. Un modelo de galería contemporánea, tiene que considerar, o por lo menos, sentir la responsabilidad de que sí es una entidad que se supone es parte del discurso y que también está generando algún tipo de canon.”

truestory_ff3 truestory_ff5

CM: Cuéntame acerca del programa que queda del año y que es lo que se viene para el 2017.

PS: En los próximos meses tenemos la muestra de Eduardo Terrazas, que será un espectro embarcando una serie de fotografías vintage, además de una serie de esculturas y pinturas completamente nuevas.

En el espacio de abajo tendremos un proyecto del joven artista Mohamed Namou, para luego venir con la exposición individual de Edgar Orlaineta, fruto de una investigación de seis años de los diseñadores de origen oriental a partir de figuras como Noguchi y Nakashima.

Andreas Fogarasi desarrollará un proyecto completamente nuevo para nosotros, donde tratará temas espaciales y arquitectónicas.

Luego para el 2017, empezamos con Tercerunquinto, que sería dentro del contexto de ZONA MACO. Y dentro de los “re-discoveries”, Robert C. Morgan estará con un “survey”, contextualizándolo dentro de los 60’s y 70’s, hasta lo que está desarrollando hoy en día.

Otras exposiciones individuales del 2017 que me emocionan mucho son las de Josephine Meckseper en Septiembre y Michael Sailstorfer en Noviembre 2017.

Y dentro de nuestros proyectos de extensión, haremos la publicación del libro de la relación y diálogo entre Fred Sandback y Luis Barragán, a propósito de la muestra “The Properties of Light”, donde se extendieron los límites de la exposición para instalar una serie de esculturas de Sandback en las casas más representativas de Barragán. Con esto esperamos tener un gran lanzamiento para ir sellando nuestras acciones y programas adicionales de Proyectos Monclova, que ayudan a reafirmar nuestra línea y sello.