Berlin Art Week señala el final del verano y el comienzo de una nueva temporada de arte para galerías, instituciones y espacios independientes. Las audiencias de Berlín habían esperado mucho este año por una estructura de una nueva marca de feria, la reapertura de Volksbühne bajo su nuevo director Chris Dercon, el comienzo de la retrospectiva de Harun Farocki, y una cantidad ansiosamente-inducida por la cantidad de openings.

Este año fue el final de Art Berlin Contemporary, la feria comercial líder de Berlín y su nueva encarnación bajo la nueva gestión de Art Cologne. ABC había tratado de ser una feria centrada en solo shows y ambiciosas configuraciones a través de una arquitectura alternativa de feria. La nueva adición ha traído más galerías (de 62 a 110) y una estructura de feria más convencional a la capital alemana. En lugar de la peculiaridad innovadora asociada a Berlín, la feria parecía más de lo mismo; un trasplante de Colonia a Berlín. El cambio de nombre marca la expansión de Art Cologne siguiendo el ejemplo de marcas internacionales exitosas como Basel y Frieze, dentro de una estructura de franquicias y un nuevo monopolio sobre el mercado alemán de ferias de arte. Mientras que la feria parecía “profesionalizar” al mercado, incluyendo una selección más amplia de obras de arte de diferentes generaciones de artistas, estaba compuesta por muy suaves y conservadores booths de los cuales ninguno era particularmente memorable.

PROMETHEUS_DELIVERED_NEU_EN Via_Lewandowsky_-_Geteilte_Freude_ist_doppelter_Spass__2002__EN

Un sinnúmero de aperturas rodearon la feria, tanto en el día del opening oficial de cada galería, como hasta una semana antes, pareciendo ser esa la elección preferida entre las galerías jóvenes participantes del evento. Dos grandes galerías inauguraron sus nuevos espacios, Kraupa Tuskany Zeidler en Kreuzberg y PSM en Schöneberger Ufer. Ambas levantaron fuertes exposiciones con una elegante pintura y una instalación escultórica de Nadira Hussein en PSM y KTZ presentando el video de Andrea Crespo Slavs and Tatars en la Reading Room, trayendo de vuelta al colectivo a sus orígenes en torno a lecturas colectivas y textos.

NH_0112 1709-kraupa-tuskany-zeidler-045-photo_-def-image-1024x768 2017_AC_KTZ_intensifies_exhibition-view-4_web-1024x768

Otras destacadas exposiciones incluyeron la increíble pieza sonora minimalista de James Richards en Isabella Bortolozzi, basada en expresiones humanas y guturales junto con sonidos industriales y familiares; la increíble instalación de Barbara Kruger en Sprüth Magers con referencias directas a Virginia Woolf, y las sombrías pero poéticas instalaciones de Michael E. Smith en KOW con un nihilismo final acerca de un balance volcado al hombre y la naturaleza, un violento Antropoceno sin posibilidad de reparación. Las extensas presentaciones basadas en el mercado durante el fin de semana, fueron probablemente más decepcionantes a lo que parecía un triturado inventario de varias series de Sergej Jensen en la Galerie Neu y una serie de pinturas increíblemente secas y sin humor de Michael Simpson en Blain Southern.

15tmag-kruger-superJumbo michaelsmith2 MICHAEL SMITH

El nuevo director de Volksbühne, Chris Dercon, entró en la institución amenazado por varias críticas, pero logró poner un programa diverso en el antiguo aeropuerto de Tempelhof integrando a reconocidos artistas locales e internacionalmente para un fin de semana lleno de aperturas. Los espacios a través de la ciudad están abiertos con distintas “estaciones” de la retrospectiva de Harun Farocki que comenzó con una poderosa nota en el Neuer Berliner Kunstverein. Exhibiendo una selección de films y material de archivo, los curadores Antje Ehmann y Carles Guerra mostraron una amplia gama de material a través de una asombrosa carrera en un relativamente pequeño espacio. Siguiendo con la inauguración en tan sólo unos pocos días después en Barbara Weiss, las exhibiciones en su conjunto encarnan un festival en toda la ciudad con diferentes fases que siguen diseminando este cuerpo de obra en una fluida narración sobre el legado de Farocki. Mientras tanto, el Festival of Future Nows en el Hamburger Bahnhof fue la exposición más “Berlín” que estuvo pasando en la ciudad. Focalizada en la tecnología, la naturaleza y la innovación a nivel interdisciplinario, la exposición mezcló una pieza central de Olafur Eliasson con jóvenes artistas y diseñadores en el hall principal del museo. Aunque la distribución era totalmente caótica, el festival fue arrollador en una motivante y divertida manera, llena de performances tanto adentro como fuera del museo.

Production_Charmatz_danse-de-nuit-©-Boris-Brussey_5_web csm_FoFN_Presse_Installationsansicht_web_xl_de2f75fd38

El espectáculo institucional más decepcionante fue el solo show de Willem de Rooij en el Kunst-Werke. De Rooij, como epítome de “obras que no envejecen bien”, mostró una fotografía de una foca apaleada, cuya violencia, según KW en su comunicado de prensa, es compensada por la belleza formal de la fotografía. Esta desagradable fotografía era seguida por una instalación de sonido que llenaba toda la sala de atrás de la institución con gemidos de perros en la noche. Mientras que la información afirmaba que esto es simplemente la forma en que los perros del Ártico se comunican en la noche, sonaba de nuevo como el dolor estetizado de los animales y una problemática romantización e idea de un “Norte puro”.

KW_WillemDeRooij_W1997_001_2

Esta exposición reemplazó el tributo a Ronal Jones en el mismo espacio que incluía obras que tampoco envejecían bien. “Enemy of the Stars” presentaba una obra en madera en la cual el sudafricano Stephen Biko fue golpeado hasta morir, aprovechando la muerte de los activistas de la era del apartheid. Además, esto marcó la cuarta exposición en la institución dedicada a un artista masculino, optando además por invitar sólo a alumnos varones para que lo apoyaran en la exposición “Compound” en los pisos superiores. Mientras esperamos que la exposición de Lucy Skaer se abra a finales de este año, ¿Es una descuido de la curaduría o un poco demasiado tarde?

Berlin Art Week fue emocionante, provocadora y bien equilibrada en general. ¿Pero qué se puede esperar de una ciudad repleta de cultura y con tanto que ofrecer? Mientras que la tendencia visible en la feria es la homogeneización de Berlín hacia un mercado indiferente, las instituciones y galerías realizan increíbles exposiciones para contrarrestar la profesionalización del mercado de feria. La comunidad artística de Berlín continúa produciendo un trabajo inteligente, oportuno e innovador, y mientras la campaña del año pasado contra el nuevo director de la Volksbühne demostró el deseo de las personas de mantener una identidad, tal vez una cantidad de críticas deberían haber sido reservadas para KW.

MB_2017_Hard_String_04_EN POS17_5_NEU_EN

Imagen 01: Thomas Feuerstein, PROMETHEUS DELIVERED, Marmor, 2017 © Thomas Feuerstein, Haus am Lützowplatz.

Imagen 02: Via Lewandowsky – Geteilte Freude ist doppelter Spaß (2002) Créditos: Via Lewandowsky, Sammlung Ivo Wessel Privatsammlung / Colección privada

Imagen 03: Nadira Husain. Rider, Path and Vehicle, PSM, 2017.

Imagen 04: Andrea Crespo, [intensifies], Kraupa-Tuskany Zeidler, 2017.

Imagen 05: Andrea Crespo, Slavs and Tatars en The Reading Room, Kraupa-Tuskany Zeidler, 2017.

Imagen 06: Vista de instalación, Barbara Kruger, ‘Forever’, Sprüth Magers, Berlin, 16 de Septiembre – 22 de Diciembre, 2017. Fotografía: Timo Ohler

Imagen 07: Michael Smith, Untitled, KOW Berlin, 2017.

Imagen 08: Michael Smith, Untitled, KOW Berlin, 2017.

Imagen 09: Production Charmatz Danse de nuit © Boris-Brussey, Volksbühne Berlin, 2017.

Imagen 10: Festival of Future Nows, © Nationalgalerie – Staatliche Museen zu Berlin / Institut für Raumexperimente e.V., Berlin / David von Becker, Hamburger Bahnhof, 2017.

Imagen 11: Jeroen de Rijke/Willem de Rooij, I’m Coming Home in Forty Days, 1997, Produktions-Standbild, cortesía de Galerie Buchholz y Willem de Rooij.

Imagen 12: Hard String, 2017, © Monica Bonvicini y VG-Bild Kunst. Fotografía: Tobias Hübel,  cortesía de la artista y König Galerie, Berlín; Galerie Peter Kilchmann, Zürich; Mitchell-Innes & Nash, New York. Berlinische Galerie Monica Bonvicini 3612,54m³ vs 0.05 m³, 2017.

Image 13: POSITIONS Berlin Art Fair Messe / Fair , Fotografía: Oana Popa, 2017.